Home Topics Economy, trade & employment ECO-AGRICULTURE FOR EL SALVADOR?

ECO-AGRICULTURE FOR EL SALVADOR?

-

Aprovechó el acto para responder a sus adversarios acerca de los cambios que ha impulsado su gobierno, lo que derecha e izquierda niega

Redacción ContraPunto

Photo: Contrapunto

funes_agroSAN SALVADOR – El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, anunció este lunes varias planes de beneficio para la producción agrícola y pecuaria local como un modo de incentivar la economía local y derribar lo que denominó “privilegios del pasado”. El mandatario también aprovechó para responder a las críticas que sectores de derecha e izquierda le han lanzado sobre que el cambio que prometió no ha tenido efecto.

Al inaugurar el “Año agrícola nacional”, Funes hizo un balance del estado en que se ha encontrado la agricultura salvadoreña y dijo lo siguiente: “el alimento ha escaseado en nuestros hogares, especialmente en el de las familias más pobres porque no lo estamos produciendo, al menos no lo estábamos produciendo hasta hace algunos años y lo teníamos que comprar afuera mucho más caro de lo que lo compraríamos si nuestros agricultores se lo vendieran al gobierno o se lo vendieran al pueblo salvadoreño”.

Así fue tajante el mandatario al señalar que durante 20 años los gobiernos de ARENA destruyeron el tejido productivo y abrieron la economía al mercado internacional para privilegiar la importación y no la producción de alimentos como los granos básicos. En otras palabras, aunque no mencionó el concepto, criticó el “neoliberalismo” impulsado en El Salvador, que tuvo entre otros aspectos determinantes, la dolarización de la economía; las privatizaciones de las empresas estatales y la apertura al comercio internacional.

En contraste a ello, dijo que “el modelo económico que propugnamos y estamos construyendo en nuestro país se basa en la producción y en el trabajo de los salvadoreños y salvadoreñas. Lo que ha quedado demostrado en todos estos años es que el modelo económico que se basa en la especulación, no resuelve los problemas de nuestras sociedades”.

En tal sentido anunció que se firmará un acuerdo entre los ministerios de Agricultura y de Educación, a fin de que 800 campesinos que participan en el programa de Agricultura Familiar, cultiven más de 2.000 manzanas para abastecer la llamada “Ración Alimenticia” en las escuelas más pobres de El Salvador.

“Eso será complementario a la ampliación del Vaso de Leche a 1.100 escuelas y medio millón de niños de 7 departamentos (provincias), lo que también permitirá dar más trabajo a los ganaderos nacionales”, apuntó el mandatario.

“El vaso de leche no es leche en polvo, es leche fresca y fluida, que le estamos comprando a los ganadores nacionales; no estamos favoreciendo a ningún importador de leche en polvo”, ahondó el político.

También dijo que los granos básicos que se entregan a las escuelas pobres, también se compran a los productores locales.

Las llamadas “Ración Alimenticia”, “Vaso de Lecha”, “Zapatos Escolares” y otros han sido programas impulsados por el actual gobierno en beneficio de los sectores más pobres y que no tienen precedentes en cuanto a la atención a las áreas sociales.

El presidente también anunció un convenio que el Ministerio de Agricultura va a firmar con la empresa “Harinas de El Salvador”, a fin de que para que las cooperativas locales produzcan unas 4.000 toneladas de maíz blanco vendérselo a dicha empresa y no tenga que importar de otros países ese volumen.

“Más producción en el país, más riqueza para nuestros productores, más ahorros para el país al no tener que importar a altos precios para operar y producir la harina”, apuntó Funes.

El mandatario apuntó que todos estos programas sociales y económicos, que no tienen precedentes, significan un cambio en El Salvador, cambio que sectores de las derechas e izquierdas políticas no quieren reconocer, unos porque han perdido privilegios y otros porque no entiende que los cambios no se hace de la noche a la mañana, apuntó finalmente Funes.

Funes es el primer presidente de izquierda que gobierno El Salvador, pero ha gobernado de manera moderada y en alianza con Estados Unidos, donde reside un cuarto de la población local que es de 6 millones de habitantes.